EDIFICACION DEL CARACTER - UNA OBRA TRASCENDENTAL


Hattie Bose Hall, escribió un poema que tituló:

 

DOS TEMPLOS


Un arquitecto construyó un templo,
Él lo hizo con gracia y habilidad;
Pilares, esquinas y arcos
Todos confeccionados a su voluntad.

Los hombres decían mientras veían su belleza:
Grande son tus destrezas ¡oh constructor!
Tu fama perdurará para siempre.

Una maestra construyó otro templo
Con amoroso e infinito cuidado,
Planeando cada arco con paciencia,
Colocando cada piedra con oración.

Nadie elogió sus incesantes esfuerzos,
Ninguno sabía de sus maravillosos planes,
Porque el templo que la maestra construyó
Era invisible a los ojos de los hombres.

El arquitecto del templo muerto ha,
Caídos y desmoronados hasta el polvo,
Yacen aquellos pilares majestuosos,
Alimento para el moho que los consume.

Pero el templo que la maestra construyó,
Permanecerá mientras los siglos transcurran,
Porque aquella belleza del invisible templo,
Era el carácter y el alma inmortal de un niño.


Extracto del libro Relatos Filosóficos. 

Compartir en Google+

Acerca de Diego L Jaramillo

Traductor de varios textos de Autoayuda y Crecimiento Personal. Al servicio de las personas que encuentren en este sitio, la manera de llenar sus vacíos existenciales.
    Comenta Con Tu Cuenta de Google
    Comenta Con Tu Cuenta de Facebook

0 comments :

Publicar un comentario