CONCIENTIZANDONOS DE NUESTRA GRANDEZA






LA ESTATUA DE ORO


El coautor de la serie de libros "Sopa de Pollo para el Alma", Jack Canfield, relató cómo en Tailandia, fue descubierta una gigantesca estatua de Buda de 2.5 toneladas de peso. Esta era de oro macizo con un valor aproximado en 196 millones de dólares.

La historia relata que temiendo una invasión de un ejército enemigo, los monjes quienes eran dueños de la gigantesca estatua, la camuflaron  cubriéndola de barro en los previos días a la temida invasión.

        Aquella mole lucía como una enorme artesanía.

Aparentemente esos monjes fueron asesinados, pero la estatua camuflada no despertó ninguna sospecha en el ejército invasor y la estatua fue dejada intacta.

Muchos años más tarde, al tratar de removerla por el traslado del monasterio donde la estatua estaba radicada, ya que el gobierno Tailandés, decidió construir una autopista  que debía cruzar por el viejo  monasterio, los nuevos  monjes  tenían  que  trasladar  la  estatua  a otro  lugar.

La grúa que trataba de levantar la pesada estructura, la resquebrajó y en ese preciso momento un intenso aguacero con torrenciales lluvias, detuvieron el levantamiento y el traslado de la gigantesca estatua.

En la noche, el nuevo líder de los monjes, inspeccionó preocupado la fisura con una linterna, sorprendiéndose al ver que los destellos de una luz amarilla se devolvían de su interior despertando aún más su curiosidad.

De manera que trajo herramientas  para  un mejor análisis y al remover la capa de barro descubrió en su interior la preciosa joya de oro macizo. 
                                                                           
Es interesante ver como las apariencias nos engañan.

 (véase Jack Canfield y Mark Víctor Hansen, El Buda de Oro, Sopa de Pollo Para El Alma,
 Health Comunications,Deerfield Beach, Florida, 1995, Pág 69.

Estas analogías con sus miopías me dan a entender que:
                                                                                
Son demasiados aquellos seres humanos que se desprecian a sí mismos o a sus congéneres, como lo he tratado de decir de una manera clara o tácita.  Sin dudas tales personas  tienen inmensas  riquezas  en facultades y talentos pero que aún no los tienen desarrollados o porque aún ellos mismos fallan en verlos puesto que no se ven a primera vista. 

Qué gran tragedia es no poder evaluarnos apropiadamente porque nos vemos con una visión parcial y limitada, tal como los personajes de todos estos, relatos ocasionando a veces grandes  pérdidas, despilfarros y fracasos.

Como decía Cesar Augusto Fernández:

Muchos hombres llegan a los umbrales de la tumba, sin haber conocido el bello resplandor del despertar.

Y yo diría también que sin conocer el despeje de la grandeza y divinidad que llevan en su interior.

        Me apoyo entonces en lo dicho por el Dr. Oliver Wendell Holmes, al decir:

"No es tanto el desperdicio de recursos materiales lo que es lamentable y trágico en el mundo,
sino el gran desperdicio de recursos humanos"



En el libro ACRES DE DIAMANTES II, encontrarán grandes lecciones para concientizarnos del enorme potencial que tenemos y de nuestra gran responsabilidad de despejarlo, si es que deseamos tener una vida más feliz. 

Para ver más detalles del Libro CLICK AQUÍ



Compartir en Google+

Acerca de Diego Leon Jaramillo Cuartas

Traductor de varios textos de Autoayuda y Crecimiento Personal. Al servicio de las personas que encuentren en este sitio, la manera de llenar sus vacíos existenciales.
    Comenta Con Tu Cuenta de Google
    Comenta Con Tu Cuenta de Facebook

0 comments :

Publicar un comentario